27 jul. 2012

Pizza caprichosa

Ya os conté como hago la masa de pizza casera de forma muy fácil, y desde que preparamos las pizzas en casa no hemos vuelto a llamar al pizzero ni una sola vez. Y es que las pizzas caseras están, si cabe, todavía más buenas que las que se pueden pedir en las pizzerías más reputadas de la ciudad. 

Ahora cuando toca pizza -normalmente las hacemos el viernes o sábado para cenar, así en plan relax y sin estresses - nos dedicamos a versionar todas las pizzas con nombre propio... la barbacoa, la hawaiana, la bolognesa y por supuesto, la pizza caprichosa.


Realmente no sé de donde le viene este nombre de "caprichosa", porque los ingredientes tampoco es que sean una extravagancia, supongo que sería el capricho de alguien o que la gente le echa lo que le da la gana a capricho, yo que sé.

El caso es que en casa hemos hecho la interpretación personal de la pizza "caprichosa" que suelen tener estos restaurantes "italianos" de la manera más fiel que hemos podido. Aquí va.

Para hacer una pizza caprichosa para dos personas vamos a necesitar:
  • Masa de pizza
  • 1 tomate
  • 5 lonchas de mozarella y/o mozarella rallada
  • 4 lonchas de jamón de York gruesas
  • 3 champiñones
  • 5 corazones de alcachofa en conserva
  • Orégano
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
Estiramos la masa que habremos echo con anterioridad, dándole - o intentando darle- una forma redondeada. Ponemos el tomate, que habremos triturado con un poco de sal y aceite, extendido sobre la base de pizza. Metemos al horno precalentado a 200ºC durante unos 3 minutos, para que la masa se hornee un poco y no quede blanda cuando le añadamos el resto de ingredientes.

Mientras vamos cortando las lonchas de jamón a cuadrados, los champiñones en láminas finas, y los corazones de alcachofa por la mitad.

Sacamos la masa del horno y colocamos las lonchas de mozarella o la mozarella rallada repartidas por toda la superficie, el jamón York, los champiñones y las alcachofas.

Volvemos a espolvorear mozarella rallada y metemos al horno durante unos 10-15 minutos a 200ºC.

Sacamos del horno, espolvoreamos con un poco de orégano y disfrutamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario