10 may. 2012

Chocolate Chip Cookies al estilo "mis deseos más dulces"

Llevaba mucho tiempo queriendo hacer estas galletas, pero me daba mucha pereza. Y no es porque cueste mucho hacerlas, sino porque las recetas que buscaba de las auténticas galletas Cookies americanas estaban en inglés y me resultaba muy engorroso traducirlas, sobre todo en el tema de las cantidades.

Pero el otro día encontré por casualidad esta receta en mis deseos más dulces, y las fotos de Vanesa me terminaron de convencer. 

Adapté la receta para hacer menos cantidad, porque sé que al final si hago muchas acabo zampándome un montón. A si que cuantas menos haga, menos como, que me conozco, y en cuestión de chocolate, no sé controlarme y decir basta. 

Aquí dejo las cantidades que utilicé y la forma de elaboración, que varié un poco, ya que las hice un poco más grandes y por tanto tuve que ampliar el tiempo de horneado.



Para hacer unas 15 cookies grandotas vamos a necesitar:
  • 75 gr de azúcar moreno
  • 75 gr de azúcar blanco
  • 65 gr de mantequilla 
  • 1 huevo mediano
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 180 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 100 gr de pepitas de chocolate

En un bol, mezclamos el azúcar moreno y blanco con la mantequilla (previamente derretida), hasta que quede una masa cremosa. Añadimos el huevo y mezclamos hasta que quede uniforme.
Vamos añadiendo la harina poco a poco, y mezclamos con la masa anterior con cuidado de que no se formen grumos y hasta que quede una pasta uniforme. Echamos el bicarbonato y mezclamos. Añadimos las pepitas de chocolate y el extracto de vainilla.
Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos una bandeja con papel de hornear. Con ayuda de una cuchara sopera, vamos cogiendo masa y con las manos le vamos dando forma de bolita. Según muestra Vanesa, las bolitas al hornearlas van adquiriendo la forma de galletas, pero en mi caso, al hacerlas tan grandes, lo que hice fue chafarlas un poquito al ponerlas en la bandeja para que no hubiese problema al hornearlas y quedaran sin hacer por dentro. Hay que dejar bastante separación entre galleta y galleta porque al hornearse se expanden y pueden unirse unas a otras.
Horneamos durante unos 15 minutos, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.



El resultado es espectacular, tienen el aspecto de una auténtica cookie... ¡y el sabor ya ni os cuento!. En la página de mis deseos más dulces tenéis también la receta para Thermomix y unas fotos explicativas del horneado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario