31 may. 2012

Buñuelos de bacalao portugueses

Que Simone Ortega es todo un hito en el mundo de la cocina, no hace falta que lo diga yo; lo dicen los miles de ventas de uno de sus libros más conocidos, 1080 recetas de cocina.
Yo lo compré hace unos cuantos años y entonces no sabía ni quien era Simone Ortega ni la importancia que tendría para mí lo que estaba haciendo entonces, ya que este libro es uno de mis básicos en la cocina: que no sé que hacer con la coliflor que he comprado, miro el libro de Simone Ortega, que quiero hacer empanadillas y no me acuerdo de qué necesito para hacer la masa, miro el libro de Simone Ortega, y así, con el tiempo, se ha convertido en uno de mis libros de cabecera a la hora de cocinar. 

Eso no quita que para poder hacer los platos, no haya tenido que modificar más de una receta, porque en casa somos sólo dos, y básicamente esa es la esencia de este blog, recetas adaptadas al binomio "tu y yo", a si que aquí os dejo mi adaptación de estos riquísimos buñuelos de bacalao.


Para cocinar estos buñuelos de bacalao portugueses para dos personas a mi manera vamos a necesitar:

  • 300 gr de patatas
  • 200 gr de bacalao
  • 1 huevo
  • Ajo y perejil picado
  • Aceite para freír
  • Salsa de tomate o salsa mayonesa para acompañar

Para empezar, tendremos que desalar el bacalao. Yo lo hago como me enseñó mi madre: lo pongo un día antes en remojo y cambio el agua una vez, a mitad del tiempo. Por ejemplo, si pongo a remojo el bacalao esta noche, para hacer los buñuelos mañana por la noche, le cambiaría el agua una vez, mañana a media mañana.

Una vez que tenemos el bacalao desalado, lo ponemos en una olla con las patatas bien lavadas pero sin pelar, con agua fría que quede todo bien cubierto. Ponemos a fuego fuerte, y cuando empiecen a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego bajo durante unos 30 minutos o hasta que la patata esté bien cocida.

Sacamos el bacalao y con cuidado y mucha paciencia, vamos quitándole la piel y todas las raspas que pueda tener, y lo vamos desmenuzando en un recipiente. Este paso para mí es el más importante, ya que resulta bastante desagradable encontrarse una raspa a la hora de comer los buñuelos.

Por otro lado, pelamos las patatas cocidas y las pasamos por el pasapurés. Mezclamos con las migas de bacalao y añadimos ajo y perejil picado al gusto. Incorporamos la yema de huevo, y removemos bien hasta que quede una pasta uniforme. 

Ponemos el aceite en una sartén al fuego, y cuando esté caliente, vamos cogiendo con una cuchara un poco de masa, le damos forma redonda con las manos, y las freímos en el aceite, dándoles la vuelta para que se doren por todos lados. Sacamos a un plato con papel absorbente para que suelte el aceite sobrante. 

Podemos servir con un poco de salsa de tomate o mayonesa como acompañamiento.

Psss Psss: Os aconsejo que os deis una vuelta por 1080 fotos de cocina un proyecto lleno de fotos fantásticas realizadas por un grupo de bloggers gastronómicas. Imágenes que enamoran.

P.D.: ¡Feliz día de Castilla - La Mancha a todos los manchegos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario