8 oct. 2012

Lentejas estofadas viudas

Ya llegó el otoño hace exactamente 18 días mi estación del año preferida por muchas cosas: porque se acerca mi cumple, porque comienza a hacer fresquete y a llover - con moderación, en trombas no, por favor- se acumulan muchos puentes y acueductos de fiestas además de ser la antesala de la Navidad, y sobre todo, porque es época de pucheros, guisos y estofados.

Y no es que en verano no se pueda comer un buen plato de cocido o una sopa, pero parece que con el frío, el cuerpo te pide puchero con mas ganas. A si que para estrenar el otoño haga frío o calor allá donde estés, propongo un buen plato de lentejas...




... que si quieres las comes y si no las dejas también. O eso me decía mi madre cuando era pequeña y me negaba rotundamente a tragarlas. Y que no había manera, oye, que era ver en la mesa un plato de lentejas o de alubias, o de cualquier alimento con aspecto leguminoso y no había santa manera de que me entrasen. Todo eran lloros y pataleos y legumbres por doquier menos en el estómago de la nena. Y la nena se traumatizó, y la mama la dió por perdida. Y un día cuando la nena ya no era tan nena y llevaba encima más hambre que un perro chico, se comió un plato de lentejas y le supieron a gloria bendita, y así sin más, se acabó la tontería. Y la mama dijo "mira que te lo he dicho veces, cabezota, que eres una cabezota...". Ains, las mamas, que razón llevan casi siempre, copón.

Y desde aquel día que me comí un plato de lentejas y me estuvieron divinas, y las siguientes que me comí sólo para probar si era cosa del azar o ese era su verdadero sabor también me estuvieron divinas, las legumbres en general, y las lentejas en especial, pasan por mi cocina al menos una vez por semana.

Para hacer lentejas estofadas viudas para dos personas vamos a necesitar:

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 200 gr de lentejas (100gr por persona)
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Picamos la cebolla y la ponemos en la olla que vayamos a utilizar para cocinar, con unas tres cucharadas de aceite y una pizca de sal. Pochamos unos 5 minutos, y añadimos el ajo picadito, la hoja de laurel partida por la mitad, el pimentón, la sal y las lentejas escurridas, que abremos tenido en remojo desde la noche anterior. Hay mucha gente que las lentejas no las pone en remojo, eso a gusto de cada uno. Removemos todo un poco para que se mezcle bien.

Añadimos agua (no añadiremos el agua en la que hemos tenido las lentejas en remojo, esa la tiramos) hasta que cubra las lentejas aproximadamente un dedo por encima. Ponemos la olla a fuego fuerte hasta que empiece a hervir, entonces tapamos y dejamos a fuego lento y constante durante una hora y media más o menos, según nos guste el grado de cocción de las lentejas.

Si decides hacer lentejas en olla express el procedimiento es el mismo en cuanto a la preparación de los ingredientes, pero el tiempo de cocinado se acorta, una vez que empieza a salir el vapor contamos de 15 a 25 minutos (depende de la olla y de como nos guste el acabado final) y tendremos listas nuestras lentejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario