18 oct. 2012

Coq au vin

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico francés "Coq au Vin".

Una de las razones principales por las que decidí unirme al Círculo fue la de poder cocinar recetas que de otro modo, seguramente, no llevaría a cabo. Y empiezo bien con mis propósitos, porque esta receta de Coq au vin, o mejor dicho de Poule au vin o Pollo al vino era desconocida para mí. Con las instrucciones de la receta que nos facilitaron, un poco de "pajareo" sobre el tema por la red, y las ganas de cocinar algo nuevo, me puse manos a la obra. La verdad es que he seguido la receta al pie de la letra, esta vez no he reinventado ni variado nada, solamente he dejado de lado las chalotas y he reducido la cantidad de cada ingrediente para adaptarlo a dos personas y esto es lo que salió:



Para preparar Coq au vin para dos personas vamos a necesitar:
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 ramita de apio
  • 3-4 lonchas de beicon
  • 1 diente de ajo
  • 2 muslos de pollo con contra 
  • 200 ml de vino tinto
  • 250 ml de caldo de pollo
  • 100 gr de champiñones
  • 4 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva virgen
  • sal, pimienta y tomillo

Para empezar, cogeremos una cazuela u olla lo bastante amplia para que nos quepa todo el pollo que vayamos a cocinar. En mi caso al utilizar dos muslos con contramuslo sin partir, utilicé una olla bastante amplia. En la olla ponemos 3 o 4 cucharadas de aceite, y añadimos la cebolla y el apio picados, la zanahoria cortada en rodajas de 1cm aproximadamente, y el bacon cortado en dados. Rehogamos unos 10 minutos a fuego medio, y sin dejar de remover otros 10 minutos a fuego fuerte. 

Añadimos el ajo picado lo más fino posible, removemos durante un minuto y retiramos todo bien escurrido a un bol.

Cogemos una bolsa de plástico o un bol con tapa, y echamos 2 o 3 cucharadas de harina, sal, pimienta y un poco de tomillo (opcional), mezclamos, y metemos los muslos de pollo (si no nos caben primero uno y luego el otro), cerramos (bien con un nudo para la bolsa, o con la tapa para el bol) y agitamos para que se impregne bien de harina toda la superficie de la carne.

En la olla que hemos utilizado anteriormente ponemos otro chorrito de aceite y cuando esté caliente doramos el pollo por ambos lados para que quede bien sellado. Reservamos el pollo en el bol con el resto de ingredientes ya cocinados. También echaremos los jugos que haya soltado el pollo.

Vertemos el vino en la misma olla y dejaremos que hierva durante unos 5 minutos hasta que reduzca un poco. Introduciremos el pollo acomodándolo bien en la olla, y el resto de ingredientes que tenemos reservados en el bol (verduras y jugos). Añadimos el caldo de  pollo y dejamos que se cocine todo a fuego lento durante unos 50 minutos.

Pasado este tiempo, volvemos a reservar el pollo y las verduras y beicon en el bol. Mezclamos la mantequilla con 1 cucharada de harina, hasta que se forme una pasta, que incorporaremos a la salsa que tenemos en la olla a fuego lento, removiendo constantemente, durante unos minutos hasta que la salsa espese.

Apagamos el fuego e introducimos de nuevo el pollo y las verduras y beicon en la olla junto con la salsa espesa. Reservamos.

En una sartén freimos los champiñones cortados en trozos, hasta que tomen color dorado. 

Servimos el pollo cubierto con la salsa y las verduras y acompañamos con los champiñones.

Aunque es una receta un poco laboriosa el resultado es espectacular. Recomiendo tener un buen pan a mano porque la salsa es todo un vicio, para chuparse los dedos (de echo, yo me los chupé repetidas veces con todo el descaro y la desfachatez).

6 comentarios:

  1. Ummm!!! Ñam ñam!!!
    Yo la preparé el sábado y no podía dejar de mojar pan.
    Me encantó!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de estos platos, sin duda, son las salsitas para mojar pan sin parar, qué vicio ;)

      Eliminar
  2. Creo que todos hemos sido muy fieles al original y creo que eso es lo bueno de este tipo de recetas, como tu dices... yo sin el CWK no creo que la hubiera preparado por propia voluntad.
    Me quedo por tu sitio!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena manera de "atreverse" con nuevos platos, a ver con qué nos sorprenden en la siguiente propuesta :))

      Eliminar
  3. Si dices que siguiendo al pie de la letra la receta me saldrá rica, pues entonces manos a la obra!

    ResponderEliminar