18 jun. 2012

Ensalada de patatas veraniega

Las ensaladas son para el verano... y para el resto del año. Como ya dije aquí, en casa nunca falta una buena ensalada acompañando las comidas y cenas. Aunque sí es verdad que cuando el sol aprieta, el cuerpo pide más este tipo de platos y pasan de ser acompañantes a ser principales en nuestras mesas.

Para dar la bienvenida a la época estival de forma oficial, esta semana la dedico a las ensaladas. Empezando por esta receta heredada de mi madre, no se pasa el verano sin que la haga al menos una vez cada 15 días. Me parece perfecta para tenerla preparada en el frigorífico el día de antes, para llevarla en un tupper al trabajo, e incluso para pasar un día en la playa y comerla bajo la sombrilla con una cerveza bien fresca.


Admite diferentes ingredientes, pero los que necesitamos para preparar esta ensalada de patatas veraniega para dos personas a mi manera (y a la de mi madre) son:
  • 2 patatas
  • 8-10 tomates cherry
  • 1 huevo
  • 1 lata de atún (mejor si es en aceite de oliva)
  • aceitunas (al gusto)
  • Cebolla (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil



Primero lavamos las patatas y las cocemos en abundante agua con sal. Pelamos y cortamos en tacos de aproximadamente 2-3 cm de grosor. Iremos poniéndolas en un bol amplio.

Cocemos el huevo, lo pelamos y lo picamos (no muy fino). Ponemos en el bol junto a la patata troceada.

Añadimos una lata de atún; si es en aceite de oliva, no hace falta escurrir el aceite, lo pondremos también. Si es al natural o en otro tipo de aceite, escurrimos y ponemos sólo el atún.

Lavamos los tomatitos cherry, cortamos por la mitad y añadimos al bol.

Incorporamos las aceitunas que más nos gusten y en la cantidad que queramos. Yo en este caso he puesto unas verdes partidas en salmuela, aunque lo ideal serían unas aceitunas negras sin hueso.

Pondremos si nos gusta, una cebolla en rodajas finas. Yo no lo hago porque la cebolla cruda me resulta muy indigesta, aunque la verdad es que le da un toque muy bueno a esta ensalada.

Cuando ya tengamos todo en el bol, aliñamos con sal, perejil picado y aceite y mezclamos. Si hemos añadido el aceite de la lata de atún, en este caso pondremos menos aceite, porque sino nos puede quedar una ensalada demasiado aceitada. Reservamos en el frigorífico para que enfríe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario