10 ene. 2013

Caldo de jamón y verduras

Después de unas navidades llenas de canapés, marisco, cordero, postres de chocolate, polvorones, turrones y espumosos de todos los colores, mi estómago y mi paladar piden un poquito de tranquilidad. A si que hoy os cuento como preparar un caldo de jamón y verduras sencillo, para no complicarnos, y para que nuestro bolsillo no sufra más, que después de Reyes y con la cuesta de Enero no hay quien levante cabeza.

Los ingredientes para el caldo, bien sencillos:
  • 1 trozo de hueso de jamón, si tiene bastante carne mejor. Podéis usar el hueso del jamón que tengáis puesto en casa cuando se os termine y llevarlo a la carnicería para que os lo partan. También he visto que en muchos supermercados venden unos packs preparados para hacer caldo, con hueso y verduras varias, aunque nunca los he comprado y no sé que resultado tendrán.
  • 2 zahahorias
  • 1 cebolla
  • 1 puerro (la parte blanca)
  • 1 ramita de perejil
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Agua 
Ponemos en una olla amplia todos los ingredientes: las zanahorias peladas y partidas en dos, la cebolla pelada, el puerro bien limpio y partido por la mitad, el hueso de jamón, el perejil y el chorrito de aceite de oliva.


Cubrimos todo bien de agua hasta el máximo de la capacidad de la olla que estemos utilizando, la ponemos a fuego fuerte hasta que empiece a hervir, y bajamos a temperatura media para que siga hirviendo pero no salpique. Lo dejamos así durante unas dos horas o tres, en las que el hueso y las verduras irán soltando toda la sustancia dejándonos un caldito muy rico para preparar una sopa, o como base para cualquier otro plato. También podemos usar la olla express, que se tarda menos y por tanto el gasto de gas/electricidad es menor y con una hora más o menos de cocción basta.

Una vez pasado el tiempo de cocción, apartamos del fuego y sacamos las verduras por un lado, el hueso por otro, y el caldo que dejaremos enfriar a temperatura ambiente.

Normalmente cuando preparo caldo, desecho las verduras y el hueso, pero cuando utilizo muchas verduras y el hueso de jamón tiene bastante carne adherida, de esta preparación de caldo de jamón y verduras me suelen salir tres platos bastante apañados añadiéndoles unos cuantos ingredientes sencillos:

Con el caldo de jamón, una vez enfriado, le quito la capa de grasa de la superficie, lo cuelo, y como me suele salir bastante cantidad, lo congelo en recipientes con tapa y con la capacidad suficiente para poder hacer un buen plato de sopa cuando lo descongele. 
Si el caldo sale bastante concentrado, otra idea sería congelarlo en las cubiteras de toda la vida, y para cualquier plato que queramos cocinar y darle sabor a jamoncito rico, añadirle un cubito de caldo.



- - - Con las verduras, añadiéndoles un par de patatas cocidas, podemos hacer un puré rico rico. Os aconsejo que lo probéis con un poquito de tomillo seco y un chorrito de aceite, ummmmmh!



Con el hueso de jamón, si tiene bastante magro podemos desmigarlo desechando el hueso, y añadirlo a una bechamel espesa para preparar unas deliciosas croquetas.











No diréis que no se sacan platos de un simple caldito, eh?. Un saludo y que el 2013 sea un buen año para tod@s. 

7 comentarios:

  1. `Bravo!, has hecho un plato buenísimo para entonar el estómago y para subir la cuesta de enero. Te felicito.

    ResponderEliminar
  2. Gracias de Rusia! Me ha resultado muy de ayuda la receta del caldo de jamón.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué rico!

    Tengo una duda: ¿se debe tapar la olla al hacer el caldo o no?
    ¡Qué buena pinta las croquetas! ¿Las has hecho tú? Qué tiernas parecen..

    ResponderEliminar
  4. Delicioso,economico y tienes para varias veces sin repetir.

    ResponderEliminar
  5. Delicioso,economico y tienes para varias veces sin repetir.

    ResponderEliminar